Huele muy rico y sabe estupéndamente, pero lo mejor es que embriaga de manera correcta. Un placer para el paladar de los más exigentes.